jueves, 7 de junio de 2007

La muerte de una sandalia

Es un titulo que parece de terror pero en realidad es un anécdota muy gracioso.
Resulta que ayer por la mañana me fui a hacer unas compras con una amiga; el clima ya esta cambiando y hace mucho calor es por eso que decidí empezar a usar sandalias a partir de hoy día.
Tengo unas que son muy fresquitas y muy cómodas. Lo especial de estas sandalias es que me las traje de Perú porque les tengo "camote" jejeje, es decir son mis favoritas.
El año pasado las usé muy poco, y bueno como el invierno aquí es muy largo y no tenemos armarios muy grandes en la casa, las guardé en el techo con la ropa de verano ... pero algo les paso!
Hice mis compras con calma y regrese a casa, hasta ahí todo iba bien con las sandalias.
Después de almuerzo volví a salir, pero esta vez me iba a Innsbruck con mi mami, y para llegar ahí tenemos que tomar el tren ... tuve que correr un poco para que el tren no nos deje jejeje, es que aquí son muy puntuales y ni de broma se atrasan.
A la hora de dar dos pasos rápidos sentí que algo le paso a la sandalia derecha y pensé:
"Se habrá roto una de las tiras de la sandalia? creo que me torcí el pie! auchhh ... no importa eso tiene arreglo y regresando a casa las pego con cola y todo estará bien nuevamente."
Así que no le di mas importancia de la que tenía y seguí corriendo para alcanzar a mi mami que había salido unos minutos antes, es que para salir me demoro como 10 minutos dando encargos a los chicos para que se porten bien jejeje ... y no me destrocen la casa.
Cuando alcance a mi mami sentía que el pie se me movía, como si pisara sobre aceite y el pie se resbala y le dije a mi mami:
"Algo le pasa a mis sandalias ... creo que les está dando un infarto jejeje"; a mi mami le dio un ataque de risa pero seguimos caminando porque teníamos que comprar el ticket para el tren y estábamos con el tiempo justo, ... yo seguí caminando pero cada vez sentía que mi sandalia se movía, se iba aflojando, se iba desarmando, es decir como si caminaras sobre algo movedizo, o medio blandengue que se va hundiendo ...
" Algo le pasa a la pobre sandalia, creo que le llego su hora!", le dije a mi mami nuevamente; y ella seguía riéndose pero en realidad no me hacia caso.
Al llegar compramos el ticket en la máquina y nos fuimos a sentar, y cuando levante el pie para ver que pasaba realmente, ni se imaginan como estaba la pobre sandalia:
... se le despegaron las tres tiras que las sujetan al pie y además el taco se empezó a desintegrar, si en serio! ... se hizo nada, es como una esponja reseca que se hace polvo ... si eso le paso a mi pobre y querida sandalia, el taco que era de jebe se desintegro y las tiras de cuero de despegaron ... se desarmo en mis manos y yo no pude hacer nada para salvarla, así que no tuve mas remedio que quitármelas y tirarlas al basurero.
!Adiós queridas sandalias!

Y bueno, nosotras perdimos el tren; y yo tuve que esperar a que uno de mis hijos me traiga otro par de zapatos para poder regresar a casa.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!! Me llamo Verónica, vivo en Argentina.Mas exactamente en Mar del Plata, buscando informacion para hacer unas botas tejidas a mano me tope con tu blog! y sólo quiero decirte que cuando leí el título de tu relato sentí que tenía que leerlo!! Cómo me he reído!!! Qué bien lo expresaste!!!Me has alegrado la tarde y voy a reenviar tu relato a mis amistades para que disfruten como yo hize de una lectura amena!! Muchos cariños!!!

Muir dijo...

Son cosas que pasan , cuando les llega su hora, no hay nada que hacer. ;)

Pura dijo...

Graciosa manera de expresar el acabose de nuestros queridos zapatos - pero es posible que si los hubieses llevado a un buen zapatero te los hubiera podido arreglar - mi marido hace maravillas con los zapatos.
Un saludo

Stella Maris dijo...

Hay Liggy q decir ,tu perdida no fue tan elegante como la de Cenicienta pero si mucho mas divertida,JAJAJA!!!
Querida Amiga quiero decerearte un muy FELIZ DIA MAÑANA!!!
Un beso henorme y mucha luz para ti,
con cariño Stella Maris.

Pilar dijo...

Pobrecita sandalia, lamento mucho tu perdida querida mia :)

Erika dijo...

Liggy, que manera de reirme, te quedó genial el relato, aunque me imagino como te sentiste en ese momento.